Europa obliga a mejorar la eficiencia energética de los edificios

648 Views 0 Comment

La Directiva de Eficiencia Energética de la Edificación (EPBD) ha puesto 2030 como fecha límite para mejorar la eficiencia energética de los edificios y obligará a que todas las viviendas en España tengan una calificación energética mínima de D para 2033.

En este post te vamos a contar en qué consiste esta medida y porqué podría afectarte si tienes un inmueble en propiedad.

¿Qué es la calificación energética de una vivienda o edificio?

Antes que nada, y aunque ya te explicamos qué era la calificación energética, vamos a hacer un pequeño repaso y enfocarnos sobre todo en qué consiste la calificación energética de una vivienda o edificio.

La eficiencia energética de un edificio viene determinada por el consumo de energía que necesita el inmueble para satisfacer la demanda energética en condiciones normales. Se mide con una escala alfabética donde la letra A es el indicador de mayor eficiencia y la G la peor.

Indicadores principales de eficiencia energética

· Las emisiones anuales de CO2.

· El consumo anual de energía primaria no renovable.

Indicadores complementarios de eficiencia energética

· La demanda energética anual de calefacción.

· La demanda energética anual de refrigeración.

· El consumo anual de energía primaria no renovable desagregada por servicios.

· Las emisiones anuales de CO2 desagregada por servicios.

· Las emisiones anuales de CO2 desagregada por consumo eléctrico y por otros combustibles.

¿En qué consiste esta medida?

La nueva Directiva de Eficiencia Energética de la Edificación prevé que todos los edificios reciban una calificación energética A o B a partir de 2050. Bajo este objetivo, la EPBD ha calendarizado una serie de medidas que deberán cumplir tanto las nuevas construcciones, como las ya existentes.

Esta nueva normativa, que todo apunta que se aprobará a principios del 2025, obligará a una gran cantidad de viviendas en España a realizar diferentes reformas para ajustarse a la calificación deseada.  Estos son los cuatro nuevos puntos en los que Europa quiere trabajar:

· Edificios 0 emisiones: este es el objetivo que Bruselas espera conseguir para el año 2050.

· Potencial del Calentamiento Global de un Edificio (PCG): es el indicador que informará de las emisiones de carbono de cada edificio en toda su vida útil.

· Pasaporte de Renovación Energética: consiste en un plan de ruta para que cada edificio planifique su rehabilitación energética si por algún motivo no puede alcanzar los estándares establecidos en los plazos acordados.

· Planes Nacionales de Renovación: documento en que cada Estado miembro explicará las medidas que llevará a cabo para cumplir con los compromisos pactados. También deberá especificar los avances que se han ido alcanzando hasta llegar al objetivo de 2050.

Ayudas para la mejora de la eficiencia energética de tu edificio

En nuestro país, más del 80% de los edificios y viviendas tienen una calificación energética E, F o G, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Aunque todavía no hay ninguna medida económica en firme, la Directiva cree necesario la creación de un plan de financiación para ayudar a la ciudadanía a afrontar esta transformación energética. Entre algunas opciones, se ha mencionado la figura de hipotecas verdes, préstamos en condiciones especiales y subvenciones.

Se han hablado de tres grandes fuentes de financiación: los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia, llamados Next Generation, el Fondo Europeo de Desarrollo regional, también conocido como Feder y el Fondo Social para el Clima.

¿Cuándo entra en vigor la nueva normativa?

Requisitos para edificios de nueva construcción

A partir del 1 de enero de 2026: todas las nuevas construcciones públicas o que ocupe la Administración Pública deberán ser 0 emisiones.

A partir del 1 de enero de 2028: todas las nuevas construcciones, tanto residenciales como no residenciales, deberán ser 0 emisiones.

Requisitos para edificios construidos

A partir del 1 de enero de 2027: todos los edificios públicos deberán tener como mínimo una calificación energética E, y para el 2023 una mínima de D. Los mismos términos se aplicarán a los edificios privados no residenciales.

A partir del 1 de enero de 2030: todos los edificios privados residenciales deberán tener como mínimo una calificación energética E, y para el 2033 una mínima de D.

La energía solar gana protagonismo en la eficiencia energética de los edificios

La energía solar cobra un cierto protagonismo con esta nueva normativa. Una de las medidas que se plantea es la de optimizar los tejados de los nuevos edificios como generadores de energía a través de instalaciones fotovoltaicas.

La medida pretende que antes de que acabe el 2026 todos los edificios públicos de nueva construcción cuenten con una superficie útil para energía solar de al menos 250 metros cuadrados. Esta cifra aumentará hasta los 400 metros cuadrados a partir de 2027. El objetivo final es que en 2030 esta medida se aplicará a todos los edificios de nueva construcción.

Si tienes un inmueble y quieres conseguir una casa más sostenible gracias a los beneficios de la energía solar para mejorar la eficiencia energética en Engel Energy realizaremos un estudio del consumo energético de tu vivienda totalmente gratis.

0 Comments

Leave a Comment