¿La lluvia afecta a las placas solares?

626 Views 0 Comment

Alguno de los mitos más comunes en el mundo del autoconsumo es pensar que la lluvia afecta a las placas solares, tanto a su estructura como a su producción. En Engel Energy queremos explicaros si se trata de un mito o de una realidad, profundizando así en aquello que relaciona los paneles solares y las condiciones climatológicas.

¿La lluvia puede dañar las placas solares?

Aunque pueda parecer que un gran chubasco vaya a generar diferentes problemas, las placas solares están diseñadas para resistir a la lluvia. Por lo tanto, la probabilidad de que un chubasco cause daños físicos a tus paneles solares es bastante baja, llegando a ser prácticamente 0.

De hecho, la lluvia puede tener incluso beneficios para la instalación fotovoltaica. No obstante, condiciones climatológicas más severas, como grandes tormentas eléctricas, sí que pueden ser un desafío para los paneles solares. Por ejemplo, los rayos pueden generar picos de voltaje en el sistema eléctrico, incluyendo el sistema solar. También, las propias placas y otros componentes del sistema, como los cables y los inversores, pueden ser dañados directamente por un rayo si son alcanzados.

Placas solares en plena tormenta mojadas por la lluvia

Sin embargo, estos casos solo se darían en situaciones climatológicas extremas. Gracias a la avanzada tecnología y a la modernidad de las placas, estas pueden resistir fácilmente a diferentes condiciones climatológicas.

¿Los paneles solares dejan de producir energía cuándo llueve?

La respuesta es clara. Los paneles solares NO dejan de producir energía en días lluviosos. La lluvia no afecta a las placas solares, aunque son más eficaces bajo la luz solar directa. Aun así, una instalación fotovoltaica es capaz de captar la luz difusa que se dispersa entre las nubes.

Placas solares en día muy nublado

Sin embargo, la generación de electricidad puede reducirse hasta en un 20-25 % en días lluviosos. Por lo tanto, cuando llueve y el día está nublado, se seguirá produciendo energía, pero en menor cantidad. Además, los días lluviosos también son buenos para nuestros paneles solares.

Ventajas de la lluvia para las placas solares

Sorprendentemente, un buen chubasco puede ser incluso más beneficioso que perjudicial para las placas solares. Con la lluvia existen diferentes ventajas.

  • Limpia las placas solares. Con el tiempo, el polvo, la suciedad, las hojas y otros residuos, se acumulan en los paneles solares. Con la lluvia, se limpia esta suciedad. Un panel limpio es más eficiente
  • Ayuda al mantenimiento de los paneles solares. Como hemos comentado, la lluvia limpia las placas y, con ella, favorece a un mejor mantenimiento de estas.
  • Mayor captación de energía. Después de un buen aguacero, las nubes se disipan y la incidencia solar es mayor. Con esto, se produce un pico de generación de electricidad que recupera y optimiza la generación de energía de las placas solares.
  • Aumenta la eficiencia de la instalación fotovoltaica. La lluvia enfría los paneles solares. Un panel más fresco es más eficaz a la hora de captar energía. Además de mejorar su eficiencia, ayudan a mantener su vida útil al prevenir el sobre calentamiento.
Se ve como la lluvia no afecta a las placas solares

En resumen, aunque la lluvia puede reducir temporalmente la producción de energía solar debido a la disminución de la radiación solar directa, también puede limpiar los paneles y proporcionar enfriamiento, lo que puede beneficiar a largo plazo. Es importante tener en cuenta tanto los aspectos positivos como los negativos y tomar medidas adecuadas para mantener las placas solares limpias y en buen estado de funcionamiento.

0 Comments

Leave a Comment