¿Puedo combinar una instalación de aerotermia con placas solares?

3218 Views 0 Comment
Instalación de aerotermia

En un mundo cada vez más preocupado por la sostenibilidad y la eficiencia energética, el uso de energías renovables, como realizar una instalación de aerotermia o de placas solares, se está erigiendo como una solución prometedora para la climatización de hogares y edificios.

En otros artículos te hemos hablado sobre la energía solar y las diferencias entre una instalación solar térmica y fotovoltaica pero, dado el auge en el interés sobre combinar esta tecnología junto a la aerotermia, te contaremos qué es una la aerotermia y cuáles son las principales diferencias con una instalación de paneles solares.

¿Qué es y cómo funciona una instalación de aerotermia?

La aerotermia es un sistema de climatización que aprovecha la energía contenida en el aire exterior para calefacción, refrigeración y producción de agua caliente sanitaria en nuestros hogares. A diferencia de los sistemas convencionales que dependen de combustibles fósiles o electricidad generada a partir de fuentes no renovables, la aerotermia utiliza una fuente de energía limpia y gratuita: el aire.

El funcionamiento de un sistema de aerotermia se basa en la tecnología de bombas de calor. Esta tecnología extrae el calor del aire exterior, incluso aunque esté a temperaturas muy bajas, y lo utiliza para calentar el interior de un edificio o, en el caso de la refrigeración, para enfriar.

Diferencias entre una instalación de aerotermia y una de placas solares

Las instalaciones de aerotermia y las de energía solar térmica son dos tecnologías de climatización y suministro de agua caliente que utilizan fuentes de energía renovable, pero tienen enfoques y aplicaciones diferentes.

1. Fuente de energía

La aerotermia utiliza el aire como fuente de energía para transferir calor hacia el interior del edificio (calefacción) o extraer calor del interior (refrigeración). Funciona a través de bombas de calor que comprimen y expanden un refrigerante para transferir calor.

Las placas solares fotovoltaicas utilizan la radiación solar para generar electricidad a través del efecto fotovoltaico (puedes saber más en nuestro artículo cómo funcionan las placas solares). Por otro lado, la energía solar térmica aprovecha la radiación solar para calentar un fluido portador (generalmente agua o un fluido anticongelante) que luego se utiliza para la producción de agua caliente sanitaria (ACS) o para calefacción mediante radiadores o suelo radiante.

2. Aplicaciones

En una instalación de aerotermia se utiliza principalmente para calefacción, refrigeración y producción de agua caliente sanitaria en edificios residenciales, comerciales e industriales. Es una tecnología versátil que puede proporcionar tanto calor como frío.

Las placas solares se utilizan principalmente para generar electricidad para alimentar dispositivos eléctricos en el hogar y exportarse a la red eléctrica a través de la compensación de excedentes. En cambio, la energía solar térmica sí que tiene una función muy parecida a la de una instalación de aerotermia, ya que principalmente se usa para la producción de agua caliente sanitaria (ACS) y calefacción en viviendas y edificios. Es especialmente efectiva en aplicaciones de calentamiento de agua.

3. Instalación

La captación de energía en la aerotermia se realiza mediante un colector o evaporador ubicado en el exterior del edificio, generalmente en la fachada o en el tejado.

La captación de energía, tanto en una instalación fotovoltaica como en una térmica, se realiza mediante paneles solares térmicos o fotovoltaicos que se instalan típicamente en el tejado o en una estructura independiente expuesta al sol.

4. Factor climático

Una instalación de aerotermia puede funcionar de manera efectiva en una amplia gama de condiciones climáticas, incluyendo días nublados o fríos, ya que puede extraer calor del aire incluso a bajas temperaturas.

La eficiencia de la energía solar depende en gran medida de la radiación solar directa y, por lo tanto, es más efectiva en regiones con un alto nivel de radiación solar. Aunque España es uno de los países con más horas de sol de Europa, su rendimiento puede disminuir en días nublados o durante la noche.

5. Almacenamiento de energía

Las instalaciones de aerotermia generalmente se combinan con sistemas de almacenamiento de calor, como depósitos de inercia, para garantizar un suministro continuo de calor o refrigeración.

En una instalación de energía solar térmica a menudo se combina con sistemas de almacenamiento de agua caliente, como depósitos acumuladores, que mantienen el agua caliente para su uso posterior. Las instalaciones para el autoconsumo fotovoltaico también pueden incorporar baterías para placas solares para almacenar tu propia energía.

¿Es compatible una instalación de aerotermia con una de placas solares?

Sí, una instalación de aerotermia es compatible con una instalación de placas solares fotovoltaicas, y combinar ambas tecnologías puede ser una estrategia efectiva para maximizar la eficiencia energética y la sostenibilidad en tu vivienda o edificio. Esta combinación permite aprovechar tanto la energía térmica del aire como la electricidad generada por el sol para cubrir las necesidades energéticas de manera más completa.

En resumen, combinar una instalación de aerotermia con placas solares fotovoltaicas es una estrategia efectiva para lograr un suministro de energía más sostenible, eficiente y económico en tu hogar o edificio. Esta combinación te permite aprovechar al máximo las fuentes de energía renovable y reducir tu huella de carbono. Si estás considerando esta opción, es recomendable consultar con un profesional en energías renovables o un instalador certificado para diseñar e implementar adecuadamente el sistema.

0 Comments

Leave a Comment