5 mitos falsos de las placas solares

2005 Views 0 Comment

A pesar de que las instalaciones fotovoltaicas están creciendo, sigue habiendo un gran desconocimiento del funcionamiento y el uso de las placas solares. Existen muchas afirmaciones que no son ciertas sobre el autoconsumo. En Engel Energy, queremos aclararte qué es verdad y qué no, así que echa un vistazo a los 5 mitos falsos de las placas solares más comunes.


Mito 1:

Las placas fotovoltaicas son muy caras

Si preguntas a cualquiera que no tenga una instalación fotovoltaica, seguro que te dirá que es así. Sin embargo, estas instalaciones no son tan caras como creemos y además la inversión se recupera a medio plazo (una media de 4-7 años). Además, el coste total depende de varios factores, como la capacidad del sistema, la ubicación geográfica, las subvenciones, etc.

El coste de las placas solares ha disminuido significativamente en los últimos años. Esto ha provocado que la energía solar sea más accesible para la sociedad. Una situación que no solo favorece a las personas, ya que esto también contribuye a un mayor cuidado del medioambiente.

En conclusión, a pesar del coste inicial, el beneficio a medio-largo plazo está asegurado. Los gastos de las facturas de electricidad disminuyen considerablemente. Además, también hay que tener en cuenta todos los otros beneficios que conlleva la energía solar, como, por ejemplo, el cuidado del planeta.


Mito 2:

Las placas solares requieren mucho mantenimiento

La mayoría de familias que inician una instalación fotovoltaica, piensan que implicará una obra muy engorrosa. Para nada es así.

Además, las placas solares no requieren un gran mantenimiento. No se ensucian con facilidad. Solo debes asegurarte que tus paneles estén limpios para que capten bien la luz solar. Pero esto no lo has de hacer semanalmente ni mensualmente. Piensa que la lluvia ayuda a arrastrar toda la suciedad y limpiará tu instalación fotovoltaica. Puedes hacer una limpieza anual y ajustarte a las condiciones del lugar donde vives. En áreas con lluvias frecuentes, la limpieza natural puede ser suficiente. No obstante, en lugares más secos o con altos niveles de contaminación, una limpieza con más frecuencia puede ser beneficiosa.

En comparación con muchas otras formas de generación de energía, la energía solar tiene la ventaja de requerir menos mantenimiento a lo largo de su vida útil. Aunque se deben realizar algunas tareas de cuidado, estas son generalmente simples y no tienen que llevarse a cabo con frecuencia.

La lluvia limpia las placas solares de una instalación fotovoltaica.


Mito 3:

Los paneles solares solo producen en días soleados

Otro de los mitos falsos de las placas solares es que estas solo funcionan cuando el cielo está despejado. No es así. Es verdad que la producción más óptima se da en días soleados, pero la instalación seguirá produciendo energía. En días nublados, los paneles solares captan la luz difusa o indirecta del sol, así como la luz solar que se refleja en las nubes. Además, gracias a la tecnología, las placas más modernas son más eficientes en la captación de luz ante adversidades climatológicas.

Es importante destacar que la generación de energía solar también se produce durante el día, aunque no necesariamente solo cuando está soleado. Incluso en días parcialmente nublados, los paneles solares pueden seguir generando energía.

Para asegurar una producción de energía continua, muchos sistemas solares están conectados a la red eléctrica, lo que permite a los usuarios obtener electricidad de la red cuando la generación solar es baja y devolver el excedente cuando la producción es alta. Por otro lado, existen otras preocupaciones acerca de los fenómenos meteorológicos y cómo estos afectarán a nuestros paneles solares, como por ejemplo, el granizo. Si cuentas con unos paneles certificados y que hayan pasado todos los controles, tu instalación no se verá afectada. Puedes consultar más información en este artículo sobre cómo afecta el granizo en las placas solares.


Mito 4:

Te quedarás sin electricidad por la noche

Esta suposición es falsa. Aunque las instalaciones fotovoltaicas dejen de producir energía por la noche, no te quedarás sin electricidad.

Si cuentas con una instalación de autoconsumo, seguirás conectado a la red eléctrica general, por lo que nunca te quedarás sin luz. 

Por otro lado, existe la opción muy común de almacenar tus excedentes mediante baterías y consumirlos por la noche. Con esto podrás acumular la energía producida y no utilizada durante el día para poder beneficiarte de ella cuando el sol ya no está.

5 mitos falsos de los paneles solares. Sin luz por la noche.


Mito 5:

Todos los paneles solares son iguales

Esto no es así, ya que existen diferentes tipos de paneles solares con diferentes tecnologías y calidades. Aunque la apariencia sea similar, el proceso de producción de ellos es fundamental para asegurar su durabilidad. Las dos tecnologías principales son los paneles solares de silicio cristalino y los paneles solares de película delgada.


En cuanto a los paneles solares de silicio, podemos diferenciar dos tipos: los monocristalinos y los policristalinos. Los monocristalinos están hechos de células de silicio único y tienen una mayor eficiencia en la conversión de la luz solar en electricidad. Suelen ser más eficientes, pero también más costosos de producir. En cambio, los policristalinos están compuestos por múltiples cristales de silicio, lo que los hace ligeramente menos eficientes que los monocristalinos, pero también menos costosos.


Por otro lado, están los paneles solares de película delgada. Generalmente, son menos eficientes que los paneles solares de silicio cristalino, pero pueden ser más económicos. Además, en algunos casos también son flexibles.


Además de estas diferencias en la tecnología, los paneles solares también pueden variar en términos de eficiencia, vida útil, garantía del fabricante y coste.

0 Comments

Leave a Comment